jueves, 5 de junio de 2014

La arquitectura

El arte de la Grecia clásica es el estilo desarrollado por los artistas griegos entre los siglos VIII y II a. de C., y que alcanzó su apogeo entre los siglos V y IV. Este arte se caracteriza por la búsqueda de la "belleza ideal", intentando recrear el "mundo ideal" del modelo desarrollado por el filósofo Platón en el siglo V, aunque también aplicaron las ideas de Aristóteles, filósofo del siglo IV que defendía que el fin último del arte era imitar a la naturaleza. 

La cultura desarrollada por los griegos durante este período establece los fundamentos de la cultura occidental, que heredó de ellos los conceptos y principios de la filosofía, el arte y el saber que perduran hasta nuestros días. Por ello, los modelos griegos de la antigüedad son tenidos como clásicos, y sus estilos arquitectónicos y cánones escultóricos han sido recreados una y otra vez a lo largo de la historia de Occidente. 

La arquitectura de los griegos griega era adintelada, es decir, que para cubrir los edificios, las puertas o las ventanas no utilizaron el arco ni la bóveda. Como elemento sustentante se empleó la columna, y como material de construcción la piedra caliza (mármol) pintada en diferentes colores, aunque con el paso del tiempo esos colores han desaparecido casi completamente.

Templo de Poseidón (Corinto)

Reconstrucción del Templo de Zeus en Olimpia
A pesar de que construyeron edificios de diverso tipo como teatros, estadios o hipódromos, el más representativo fue el templo, cuya principal función era albergar la estatua de la divinidad. Los fieles no tenían acceso al interior de edificio, de ahí que los templos griegos fuesen de menor tamaño que los egipcios.

Los templos griegos tenían planta rectangular, poseían dos o tres estancias, una de las cuales, la "naos", albergaba la estatua del dios o la diosa. Podían estar rodeados de columnas o tenerlas tan solo en la fachada principal.

Planta de un templo griego
Elementos arquitectónicos fundamentales eran las columnas. Las columnas se componían de varias partes:

  • La basa (parte inferior, sobre la que se reposa el fuste)
  • El fuste (parte con forma de cilindro alargado)
  • El capitel (parte que corona el fuste, sobre la que descansa la cubierta)



Las columnas rodeaban el edificio y sustentaban el entablamento, constituido por tres unidades: el arquitrabe (que servía de dintel), el friso, dispuesto sobre el arquitrabe y frecuentemente decorado con relieves, y finalmente la cornisa.

En la parte frontal del templo se situaba el frontón es una sección triangular decorada con esculturas. 

Reproducción del frontón del Partenón de Atenas
Los griegos valoraban especialmente la proporción y la armonía en sus edificios. Según el tipo de columna y la relación entre los elementos arquitectónicos, pueden distingurse tres tipos de órdenes o estilos: el dórico (el más antiguo y sobrio), el jónico y el corintio (el más moderno y decorado).

Capiteles dóricos

Capitel jónico


Los órdenes griegos fueron asimilados por los romanos y muy utilizados en la arquitectura renacentista.

Teatro romano de Mérida, orden corintio. 
Todavía ejercen una notable influencia en los edificios actuales.

Puerta principal del Congreso de los diputados de España

El Partenón de Atenas. 

Bajo el gobierno de Pericles, Atenas se convirtió en la ciudad más poderosa de la antigua Grecia. Pericles se interesó mucho en la construcción de infraestructuras y edificios que reflejaran esa grandeza. La obra más importante fue el Partenón, templo situado en la acrópolis ateniense y dedicado a Atenea, la diosa protectora de la polis.



Pericles ordenó levantar el Partenón como agradecimiento a la diosa por su victoria contra los persas. Su construcción se prolongó desde el 447 hasta el 432, y para ella se usó mármol blanco del monte Pentélico. Los arquitectos encargados de la obra fueron Ictino y Calícrates, que trabajaron a las órdenes del escultor Fidias. El resultado fue el que se ha considerado uno de los edificios más perfectos jamás construido, y que arquitectos de todo el mundo han imitado y tomado como inspiración.

Plano de la Acrópolis de Atenas en el siglo V
Recreación de la Acrópolis por Leo Von Klenze (1846)

Fidias fue el autor de la monumental escultura que albergaba el templo. De doce metros de altura, elaborada en marfil y oro, representaba a Athenas Parthenos (la virgen).

Recreación del interior de la estatua de Athenas Parthenos que se halla en
el interior de la reconstrucción del Partenón que se erigió en Tennessee (USA)
con motivo de la Exposición del Centenario de la ciudad en 1897

El Partenón es el mejor ejemplo del conocimiento en geometría de los matemáticos y arquitectos griegos de aquella época. También refleja el interés por la armonía y la proporción: para evitar la deformación que se percibe al acercarse a los grandes monumentos, realizaron una serie de modificaciones que corrigieran la efecto visual. Así, la parte central de las columnas está ligeramente curvada hacia el centro, las columnas no guardan similar distancia entre ellas y las de las esquinas son más gruesas. El frontón está ligeramente arqueado hacia atrás para evitar al espectador la sensación de que el edificio se le viene encima cuando se acerca hacia la entrada.

En sus XXV siglos de vida, el Partenón ha sufrido muchos cambios y daños. El siguiente cortometraje recrea digitalmente todas las transformaciones sufridas por el edificio hasta alcanzar su estado actual:


Este documental de Canal Historia muestra cómo Partenón no fue concebido sólo como un templo para la diosa protectora de Atenas, sino que la intención de Pericles era mostrar la grandeza de Atenas mediante la construcción del que debía ser el edificio más perfecto jamás construido.


Ejercicios: 

  • Entra en esta página web y construye tu propio templo griego.
  • Razona a qué orden corresponde la siguiente imagen:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada